onPeople Blog

5 Recomendaciones para mitigar errores en el lugar de trabajo

Por LHH Chile

Como seres humanos, es natural cometer errores, pero cuando esto ocurre en el trabajo puede representar todo un desafío, por las consecuencias que implica.

Ante las posibles repercusiones que imaginamos en nuestras mentes, todo tiende a magnificarse: “mi jefe nunca me va a perdonar”,”la compañía puede perder a un cliente importante”, “puedo perder mi trabajo”, etc. La forma como una organización maneje los errores en el lugar de trabajo es prueba de su integridad, que puede ser utilizada como “momentos de aprendizaje”. Jack Welch, ícono del mundo de los negocios dijo, “he aprendido que, con frecuencia, los errores pueden ser tan buenos maestros, como lo es el éxito”.

En el artículo de Laura McMullen publicado en USNews.com, “4 errores de expertos y lo que se puede aprender acerca de ellos”, relata los errores que cuatro expertos cometieron al comienzo de sus carreras, el terror y pánico que los acompañó, el cómo resolvieron la situación y las lecciones que aprendieron.

Los errores son inevitables, por lo que nuestro éxito depende de la habilidad para actuar de forma rápida y profesional a fin de mitigar sus efectos, así como identificar los aprendizajes de manera que se pueda evitar su repetición. A continuación presentamos 5 recomendaciones para manejar los errores que ocurren en el lugar de trabajo, la manera de mitigar el daño y cómo ayudar a preservar la reputación intacta.

Confiese: Tome responsabilidad por su error, no trate de culpar a otros o ignorar el asunto. Comparta el error con una persona en la que confíe, mientras puede articular una explicación no emocional para la situación que se presentó. Después, coméntelo con su jefe y conversen sobre el error, sus implicaciones y las posibles soluciones.

Cambie su postura al modo “control de daños”: Use esta circunstancia como una oportunidad para mostrar su compromiso en la acción. Cuando un error se asume de frente y con un sentido de urgencia, puede terminar fortaleciendo las relaciones entre el equipo, lo que contribuye a que la organización identifique posibles áreas de debilidad y establezca sistemas de monitoreo para procesos y procedimientos.

Resuelva el problema: Preocuparse no remediará la situación. Permita que brillen sus habilidades para la solución de problemas al poner en marcha un plan de acción para corregir o manejar el error, tan pronto como le sea posible. Apóyese en el conocimiento de los compañeros de su área y desarrolle un cronograma con la participación de personas clave.

Dirija un análisis posterior: Una vez que la emergencia haya pasado, tómese un tiempo para analizar la cadena de eventos y pasos equivocados que se dieron y enfóquese en cómo evitarlos a futuro. ¿Fue falta de atención a los detalles, un problema logístico, un fallo de comunicación, etc.?

Avance: Una vez que la situación se ha resuelto, póngala a un lado. Evite la tentación de continuar disculpándose o teniendo más conversaciones con el equipo acerca del tema.

Los errores en el trabajo pueden ir desde una falla en correspondencia, hasta un desastre mayor que le cueste a la organización miles y a veces millones de dólares. Cualquiera que sea el caso, tome responsabilidad y enfrente el error, su reputación se verá fortalecida o debilitada por la forma cómo usted asuma las cosas después del evento y tome acción.

 

Escrito por: Greg Simpson

Foto: Designed by kstudio / Freepik</a>

Buscar por Etíquetas