onPeople Blog

Cómo gestionar polaridades: Una competencia del líder

Por LHH Chile

En muchas ocasiones, como coach, me he encontrado con Líderes que quieren resolver una situación dada como si fuera un problema y no perciben que en realidad son “polaridades” o “tensiones” que no tienen solución, sino que se deben rediseñar de acuerdo a la situación.

Pero qué significa una “polaridad”? En el libro “Polarity Management”, Barry Johnson, ha investigado el tema y ha comprobado que muchas de las tendencias actuales en los negocios son “polaridades” o “tensiones” para manejar, no problemas a resolver.

Ejemplos como:
  • Imponerse ó Facilitar
  • Desarrollar lazos ó Mantener distancia
  • Ir rápido para desempeñarse ó Ir despacio para prepararse
  • Bajar costos ó Aumentar la calidad
  • Desvincular ó Desarrollar
  • Apoyar al equipo ó Servir a la Jerarquía y/o a la organización
  • Ser directivo ó Ser participativo/afiliativo

Son algunas de las “tensiones” o “polaridades” que manifiestan a los líderes dentro de las organizaciones.

Las polaridades son conjuntos de opuestos que no pueden funcionar independientemente. No podemos elegir uno como solución y abandonar el otro.

Comprender esto, a los líderes, los harán más efectivos pues:

Invertirán mejor su tiempo y energía, evitando solucionar dificultades que son insolubles

Tendrán un mejor entendimiento de porque las organizaciones resisten los cambios

Serán más efectivo, en negociar con quienes se oponen a los cambios y con aquellos que quieren cambios que el líder no quiere

Podrán mediar cuando hay conflicto entre dos grupos que están estancados en una polaridad y están tratando la polaridad como si fuera un problema a resolver

Cómo trabajar las polaridades? Imaginemos una: Individuo/Equipo.

Muchos ven el trabajo en equipo como una fortaleza del líder y otros piensan que trabajar individualmente es mucho más efectivo. El dilema es, ¿cómo apoyar al equipo y apoyar al individuo? En el diagrama que vemos a continuación, se presenta el mapa de la polaridad, donde la mitad de la izquierda representa el polo individual y en la mitad de la derecha representa el polo del equipo. Cada polo está dividido en 2. La mitad superior de cada polo representa los resultados positivos de enfocarse en esos polos. El signo + significa que lo que se ponga en esos cuadrantes es considerado positivo o bueno. La mitad inferior de cada polo representa los resultados negativos de enfocarse solo en ese polo y descuidar el polo opuesto. El signo – en la parte inferior significa que lo que se ponga en esa área es considerado negativo o malo.

foto1
Fuente: Barry Johnson (1996)-Polarity Management-Identifying and Managing Unsolvable Problems

Para poder manejar una polaridad efectivamente, tendremos que ver los 4 cuadrantes del mapa. Ver todos los cuadrantes es ver todo el panorama.
Cuando en una Organización hay una presión para cambiar una polaridad es porque esa polaridad actual se percibe o identifica como un problema y se sienten atraídos por la polaridad opuesta que la identifican como “la solución”. La razón por la cual no es una solución, es porque no nos podemos focalizar solo en el equipo, negando al individuo. Ambos, Individuo o Equipo, tienen sus ventajas y desventajas.

Otro ejemplo de polaridades está bien demostrado en la famosa figura:

foto2

Unos pueden decir que ven un jarrón, otros pueden ver las dos caras. Lo que es figura para unos es fondo para otros. Ambos están correctos pero no completos. Y esto genera un potencial problema. En las organizaciones hay frecuentes y costosas confrontaciones cuando se trata un tema como si fuera Jarrón o dos Caras y no se ve la totalidad de la situación.

El tema es que tampoco se puede percibir las dos (jarrón y dos caras) al mismo tiempo. Para ver una, claramente hay que dejar ir una de ellas. Explorar otros puntos de vista requiere, la voluntad de uno de dejar ir por un momento nuestro punto de vista y ver el punto de vista del otro. Ninguna de las partes puede existir sin la otra.

Finalizando, vivimos, en un mundo complejo, veloz, con cambios acelerados a todo nivel. Es impensable vivir sin polaridades o tensiones. Como líderes, poder visualizar las mismas, rediseñándolas y no perder energía tratando de resolverlas como si fueran problemas, los ayudará a ser más efectivos.

Fuente:  Lic. Monica Calero. Licenciada en Psicología de la Universidad de Buenos Aires. Postgrado en Cambio en las Organizaciones. Dir. de Servicios de Transición de Carrera de Lee Hecht Harrison Argentina. 

Últimas Publicaciones

Buscar por Etíquetas