onCareers Blog

Cómo trabajar en tus puntos débiles

Por LHH Chile

Por William Peters

La imagen de un boxeador extenuado, arrinconado contra las cuerdas y recibiendo los golpes de su contendor, puede evocar la situación que vive un candidato en una entrevista laboral cuando no encuentra las respuestas correctas a las preguntas del reclutador.

Una mala preparación te expone a la improvisación frente a las preguntas difíciles y ese es un escenario fértil para las contradicciones y las respuestas poco satisfactorias. Solemos hablar con soltura sobre nuestras gestiones exitosas, nuestros aportes a determinadas discusiones y de la manera que hemos solucionado algún problema.

Pero, ¿qué sucede cuando el reclutador nos consulta por nuestras debilidades? Todos los candidatos tienen fortalezas y debilidades y el trabajo del entrevistador es evaluarlos, indagando sobre problemas potenciales que puedan surgir entre la organización y el candidato.

Normalmente, existen dos puntos débiles que el entrevistador intentará descubrir: 1) nivel de experiencia inferior en algunas de las competencias que el empleo requiere 2) aspectos personales que puedan generar problemas de incompatibilidad con el cargo.

Para enfrentar debidamente esta situación, el equipo de Lee Hecht Harrison te entrega algunos consejos que pueden ayudarte a hablar de tus puntos débiles en una entrevista:

  • Debes asegurar que no tienes puntos débiles que sean tan graves como para dejarte fuera de consideración. Para ello es importante que transmitas que cualquiera de ellos es compensado ampliamente por tus fortalezas.

  • Recordar que todos tenemos debilidades. Necesitas reconocerlas y entenderlas para responder adecuadamente, mostrando que has trabajado a conciencia en mejorar tus áreas de desarrollo. Esto debe verse reflejado en acciones concretas.

  • Entregar una respuesta creíble. El peor problema que puede generar un candidato en una entrevista es transmitir una respuesta falsa. No debes confundir la discreción con la falta de veracidad cuando abordas una debilidad. Esto es fácilmente detectable por los entrevistadores y puede dejarte inmediatamente fuera de un proceso.

Es importante considerar que todos poseemos puntos débiles. Si piensas que eres la excepción, probablemente hayas realizado un análisis incompleto de tu desarrollo profesional.

Escuchar la opinión que otros tienen de ti puede ayudarte a calibrar tu análisis, detectar debilidades y construir acciones que te ayuden a enfrentar estas preguntas complejas en una entrevista laboral.

Últimas publicaciones

Buscar por Etíquetas