onPeople Blog

El desarrollo del liderazgo: Prioridad número uno de las organizaciones para el 2015

Por LHH Chile

Un reciente estudio sobre gerencia del talento realizado por Lee Hecht Harrison, que contó con la participación de cerca de 400 profesionales de gestión humana y gerentes de áreas de negocios de 20 industrias, reveló que para el 88% de los participantes el desarrollo del liderazgo es la prioridad más urgente que tienen las organizaciones para el 2015, al tiempo que un 54% indicó que planea incrementar la inversión en la formación de liderazgo para este mismo periodo.

La necesidad de alcanzar una mayor pertinencia y calidad de los programas para el desarrollo de los líderes, nunca ha sido más importante que en la actualidad. Un estudio de Gallup indica que cuando se trata de seleccionar candidatos que cuenten con el talento adecuado para la posición, las organizaciones están fallando en un 82% de las veces. Igualmente, estas empresas reconocen que los grandes gerentes son escasos, ya que solo una de cada 10 personas posee el talento natural para ser líder.

Las empresas deben perseguir mejores resultados a través de programas dirigidos a desarrollar el liderazgo. Un programa exitoso de este tipo debe contar con una perspectiva de aprendizaje activo, combinada con un proceso previo de evaluación del liderazgo a través de procesos intensivos de capacitación y talleres. Las metodologías de aprendizaje mixtas que se implementen deben:

  • Equipar a los gerentes con capacidades para liderar equipos de trabajo de alto desempeño, a través de la colaboración y la confianza.
  • Impulsar la estrategia de negocio a través de la innovación, mientras se logran resultados por medio de una comunicación efectiva acerca de las metas.
  • Soportar el desarrollo de los líderes, al mismo tiempo que el de los equipos de trabajo, por medio del aprendizaje continuo unido a procesos de coaching adecuados.

Estos métodos de formación deben promoverse tanto para los equipos a cargo de retos específicos del negocio, como para la capacitación entre pares. El éxito del programa puede ser evaluado en diferentes niveles para asegurar que los líderes estén alcanzando una mayor preparación para responder ágilmente a los diversos, complejos y ambiguos desafíos que se les presentan en el día a día.

Esta aproximación ayuda a los directivos a crear una atractiva visión de futuro y un potente plan de trabajo para alcanzarla. Como resultado, los líderes desarrollan competencias, comportamientos y actitudes que pueden ser aplicados inmediatamente a las realidades cotidianas de su trabajo. Así, las organizaciones construyen un liderazgo robusto que es punto de referencia para expresar una cultura organizacional de aprendizaje continuo. Lo anterior debe estar alineado con unos valores empresariales que entienden el éxito a partir del fomento del liderazgo de su talento humano, lo cual no solo contribuye a los resultados del negocio, sino que promueve una cultura de liderazgo hacia el mercado y la industria.

 

Escrito por: Lee Hecht Harrison

Foto: Designed by katemangostar / Freepik</a>

Buscar por Etíquetas