onCareers Blog

El impacto de las redes

Por LHH Chile

Por Dean Waggenspack
Si bien es comprensible que un profesional se enfoque en la parte inicial de su búsqueda de empleo a refinar su currículum y postular a publicaciones interesantes, hay un efecto multiplicador cuando sale a conocer a una variedad de personas en terreno.

Las conexiones con amigos, conocidos y otras personas que conocen el mercado de trabajo son las mejores fuentes para descubrir las oportunidades de trabajo ocultas. Debemos recordar que la mayoría de ellos no se anuncian y existe la posibilidad de que tus conexiones los conozcan.

De acuerdo con informes recientes, al menos el 60 por ciento de todas las posiciones se encuentran a través de redes de contacto, en lugar de la búsqueda de trabajo tradicional. En pocas palabras, mientras mejor sea la conexión con las redes, más probabilidades tendrás de encontrar una oportunidad.

Parte del desafío comienza con superar la naturaleza humana. Muchas personas equiparan el trabajo de redes con molestar a alguien, porque se sienten como si estuvieran pidiendo un empleo. Pero esta tarea (prefiero llamarlo “conectar”) no es pedir un trabajo. Se trata de aprovechar las innumerables conexiones que tienes en el mundo laboral, la comunidad, los amigos y la familia como un medio para compartir recursos, información e ideas que te llevarán a descubrir oportunidades que, de otro modo, nunca encontrarías.

De hecho, una investigación reciente de Lee Hecht Harrison muestra que el trabajo de redes es la táctica número uno y más efectiva que debes usar para asegurar tu próximo desafío laboral. El estudio encontró que más del 50% de todos los empleados recién contratados consiguieron sus posiciones a través de la creación de redes. En el caso de los puestos de alto rango, ese número llega a 70%.

La investigación también muestra que un tercio de los buscadores de trabajo hacen muy pocas redes. Los solicitantes de empleo más exitosos tienen un promedio de dos a cuatro reuniones por semana. Puede tratarse de una combinación de debates uno a uno, entrevistas informativas, ferias de carreras, asociaciones profesionales y almuerzos en una cámara de comercio. Participar en una variedad de eventos amplía tu red, te brinda una gran cantidad de nuevas fuentes de información y te expone a oportunidades nuevas y diferentes.

Cuando se cruzan todos los números, está bastante claro que menos redes se traducirán en una búsqueda más larga y, por ende, más frustrante.

Muchas personas son reacias a conectarse porque realmente no saben lo que implica. Simplemente se busca a alguien y se le pide que comparta sus ideas contigo. En lugar de decir: “perdí mi trabajo, ¿conoces a alguien que esté contratando?”, replantea tu línea de apertura con frases como: “me encantaría reunirme contigo. Me conoces bien, por lo que agradecería escuchar tus puntos de vista y consejos sobre mis habilidades y experiencia “.

Esta es una gran manera de comenzar: crea una lista de 25 personas que creas que podrían ayudarte con tu búsqueda de trabajo. Concéntrate en las personas con las que puedas volver a conectarte, como ex compañeros de trabajo, clientes, vecinos y personas que se han ofrecido como voluntarios. Es mucho más cómodo volver a conectar que crear una nueva relación. Si te esfuerzas por llegar a un número grande, te sorprenderás de lo fácil que puede resultar.

Luego comparte la lista con alguien cercano que sepa que estás buscando una nueva oportunidad. Lo más probable es que pueda agregar nuevos nombres a tu lista y brindarte actualizaciones sobre las personas que se encuentran apuntadas.
Finalmente, comienza a tocar la base con las personas en tu lista e intenta establecer una reunión rápida. A pesar de que vivimos en un mundo de mensajes de texto y correos electrónicos, el trabajo en red cara a cara es preferible porque no hay nada que sustituya la atención individual de alguien.

Si estás enviando mensajes electrónicos, estás compitiendo potencialmente con cientos de otros mensajes que recibirá tu contacto ese día. Y si los llamas por teléfono, puedes apostar a que hay muchas posibilidades de que sean multitárea (¿es eso lo que oigo en el fondo?). Deseas tiempo de calidad, no solo en cualquier momento. Sin embargo, antes de salir por la puerta, asegúrate de haber tomado un tiempo para buscar a la persona que estás a punto de conocer. Echa un vistazo a su perfil en LinkedIn para ver lo que han publicado recientemente. Esos pueden ser excelentes rompehielos en lugar de hablar de ti mismo desde el primer momento.

Para muchos de nosotros la creación de redes puede ser una actividad desalentadora. Sin embargo, debemos envalentonarnos con un simple hecho: no hay otra estrategia única que te ayude a conseguir un nuevo trabajo más rápido.

Últimas publicaciones

Buscar por Etíquetas