onPeople Blog

Formación de una nueva generación de líderes

Por LHH Chile

Considera que es necesario mejorar los programas de desarrollo del liderazgo de su organización?
Con mayor frecuencia, los líderes se ven obligados a salir de sus zonas de confort y desarrollar nuevas competencias que los preparen para lo que viene. La clave del éxito de hoy es la capacidad de movilizarse rápidamente para realizar nuevas tareas en funciones emergentes y asumir responsabilidades más desafiantes. Los líderes de hoy deben desempeñarse a lo largo de toda una escala de tonos gris. Ya no pueden seguir encadenados a las tradicionales y rígidas descripciones “blanco y negro” de sus funciones.

En este dinámico entorno, los directivos son valorados por su capacidad para analizar una situación, recopilar y procesar información compleja, evaluar los posibles resultados e iniciar una acción inmediata y decisiva (todo esto mientras la organización logra equilibrar las necesidades de un talento multi-generacional). La clave consiste en lograr mayor productividad al tiempo que se sortean las limitaciones que imponen los presupuestos ajustados. Para preparar esta nueva generación de líderes, las empresas deben estar dispuestas a invertir en su desarrollo.

Una encuesta de HR.com/Silkroad.com reveló que la preocupación número uno de los profesionales de Gestión Humana para el 2014 es “captar y mantener el talento adecuado para la organización”, seguido de cerca por “el desarrollo de líderes y la gestión de las brechas en capacidades”. El desarrollo de un nuevo estilo de liderazgo colaborativo es aquel que construye una mayor capacidad de respuesta para que la organización sea más competitiva y cuente con mejores condiciones para movilizar y aprovechar las oportunidades y alcanzar sus objetivos de negocio. Las empresas que a futuro puedan disfrutar de una clara ventaja competitiva son aquellas que sean capaces de acelerar el desarrollo de sus líderes para que estos se adapten ágilmente a las cambiantes prioridades de cada industria.

Así las cosas, el desarrollo del liderazgo, más que un programa del área de Gestión Humana, debe convertirse en una estrategia integral que esté inmersa en todos los niveles de la cultura organizacional y que sea experimentada por todos los individuos de la empresa. Los líderes de todos los niveles deben comprometerse con su propio desarrollo y con el de los integrantes de sus equipos de trabajo, creando una cultura de movilidad del talento que sitúe el desarrollo profesional y el liderazgo en el centro del ADN de la organización.

Últimas Publicaciones

Buscar por Etíquetas