onPeople Blog

Ocho preguntas difíciles de cultura de liderazgo de su organización

Por LHH Chile

VINCE MOLINARO, PH.D.

Mientras viajo por el mundo y hablo con líderes de organizaciones de todos los tamaños y tipos, hay una pregunta que ha desafiado todos mis esfuerzos por encontrar una respuesta fácil y clara:

Con todo el tiempo, esfuerzo y dinero que las organizaciones gastan para mejorar a sus líderes. Rendimiento de, ¿por qué no hemos progresado más?

No es que no haya intentado responder esa pregunta.

Mi primer intento fue analizar el tema de la responsabilidad del liderazgo. En otras palabras, ¿estaban satisfechas las organizaciones en la forma en que sus líderes estaban intensificando? Los resultados de una encuesta global revelaron una brecha de responsabilidad de liderazgo.

Luego exploramos la brecha aún más con investigaciones adicionales que descubrieron qué es exactamente lo que hace que los líderes sean inexplicables y mediocres. Identificamos varias características de los líderes verdaderamente mediocres, incluida la voluntad de culpar a los demás, el egoísmo crónico, la ineptitud, la falta de iniciativa y la capacidad general de un comportamiento malo e incivilizado. 

Pero había más cosas pasando. Tenía que haber un ingrediente faltante. ¿Pero cuál?

Resultó ser algo que sospeché todo el tiempo: cultura de liderazgo.

Si la cultura de liderazgo de una organización no es fuerte en una empresa, no importará cuán fuertes sean los líderes a nivel individual. Si la cultura no apoya y alienta a los líderes a liderar de manera efectiva, entonces todos sufren. Y por difícil que sea de creer, demasiadas organizaciones envían a sus líderes a programas de desarrollo para aprender habilidades y comportamientos que simplemente no son respaldados por la cultura organizacional más amplia.

Para comprender mejor la cultura de liderazgo, lanzamos un estudio global, llegando a los líderes desde el nivel de director / gerente intermedio hasta el C-Suite. Al final, recibimos 2.200 respuestas notables de docenas de países en cuatro continentes.

Primero, las buenas noticias: una abrumadora mayoría (96 por ciento) sintió que tener una cultura de liderazgo fuerte era muy importante para el éxito de sus organizaciones. Esto es significativo porque significa que la mayoría de las empresas entienden que la cultura es la clave para un mejor desempeño de liderazgo.

Sin embargo, solo el 33 por ciento de los encuestados confiaba muy o extremadamente en que su cultura de liderazgo era suficiente para alentar y apoyar el desempeño de liderazgo de primer nivel en el día a día. 

La brecha entre reconocer la importancia de la cultura y admitir las deficiencias en la cultura es un primer paso importante para abordar este problema. Como dice el dicho, el primer paso para resolver un problema es admitir que tienes uno. No se equivoque, tenemos un problema aquí, uno que debe abordarse antes de que las inversiones en desarrollo de liderazgo puedan comenzar a mejorar el rendimiento general.

Todavía estaba interesado en profundizar un poco más en este tema, así que decidí hacer preguntas que se centraron en una serie de cualidades claras y sin ambigüedades que la mayoría de las organizaciones esperan que posean sus líderes. Estos incluyen cosas como la capacidad de recuperación, el pensamiento estratégico, la voluntad de colaborar y la capacidad de apoyar y motivar a las personas. En mi experiencia, estas 10 cualidades son las piedras angulares de un buen liderazgo. También deben ser los pilares de una buena cultura de liderazgo.

Nuestros hallazgos fueron un poco impresionantes en su mediocridad. En promedio, la mayoría de los encuestados sintió que sus líderes simplemente estaban “bien” en la mayoría de las 10 características, lo cual es, en sí mismo, una gran preocupación en el entorno empresarial híper competitivo de hoy.

Comportamiento Calificación promedio (0-5)
Los líderes demuestran resistencia y resolución frente a la adversidad. 3.73
Los líderes tienen clara la dirección estratégica de la organización. 3.67
Los líderes celebran el éxito y los hitos clave. 3.63
Los líderes crean entusiasmo sobre el futuro. 3.39
Los líderes se apoyan mutuamente; se apoyan mutuamente. 3.33
Los líderes comparten una aspiración común de ser grandes líderes. 3.31
Los líderes mantienen la política interna y las agendas personales al mínimo. 3.17
Los líderes lideran con un frente unido con una mentalidad de “una sola compañía”. 3.11
Los líderes rompen los silos y colaboran de manera efectiva. 3.06
Los líderes se responsabilizan unos a otros llamando al comportamiento de liderazgo improductivo. 2,78
   

Entonces, hemos llegado a un punto en el que podemos decir que la cultura de liderazgo es importante, pocas organizaciones están haciendo bien en la construcción de una cultura de liderazgo efectiva y, como resultado, los líderes están dando un desempeño mediocre. Antes de que alguien se sienta abatido, existen soluciones, pero requerirán que las organizaciones evalúen su cultura de liderazgo para identificar áreas de mejora.

Aquí hay un cuestionario rápido que lo ayudará a determinar si su cultura de liderazgo necesita un ajuste:

1.    ¿Sus líderes dependen en gran medida del estilo de liderazgo de “comando y control”, donde hay poca discusión o aportación en las decisiones importantes?

2.    ¿Les resulta difícil a sus líderes colaborar entre ellos, hasta el punto de evitar activamente todos los esfuerzos de consulta y aprendizaje mutuo?

3.    ¿Hay silos arraigados dentro de su organización que significan que los líderes simplemente no saben lo que están haciendo sus pares en otras áreas de la misma empresa?

4.    ¿Sus líderes tienden a trabajar con propósitos cruzados y se resisten a cualquier sugerencia de que se apoyan mutuamente?

5.    ¿Hay falta de claridad entre los líderes en torno a la estrategia comercial general de la compañía?

6.    ¿Existe una alta tasa de rotación entre los líderes superiores?

7.    ¿Acaso sus líderes acumulan información y difunden rumores para avanzar en sus propias carreras?

8.    ¿Son complacientes sus líderes y les falta motivación?

Si respondió ‘sí’ a cualquiera de las ocho preguntas anteriores, tiene que trabajar en su cultura general de liderazgo. Si respondió ‘sí’ a tres o más preguntas, entonces tiene una crisis de cultura de liderazgo en sus manos.

Para aquellos que pueden encontrarse en una “crisis en toda regla”, hay esperanza. Los principios establecidos en mi libro, El Contrato de Liderazgo, sirven como antídoto contra una crisis de cultura de liderazgo. Tanto para individuos como para la organización más amplia.

El desarrollo del liderazgo continuará siendo una parte importante de una estrategia general de gestión del talento. Los líderes individuales necesitan atención individual para ayudarlos a desarrollar la memoria muscular en torno a cómo se ve y suena un buen líder, y cómo se comportan a diario.

Pero todo ese trabajo para mejorar las habilidades y comportamientos de liderazgo de un individuo se perderá si regresa a una organización que no está en la misma página. O peor, donde los líderes superiores no se suscriben a los mismos altos ideales de buen liderazgo. Debe acertar con su cultura de liderazgo para aprovechar al máximo sus inversiones en desarrollo de liderazgo.

La cultura es muy importante: debe venir antes del desarrollo de habilidades y comportamientos. Cualquier intento de separarlos solo terminará en un desastre.

Últimas Publicaciones

Buscar por Etíquetas