onPeople Blog

Vista CHRO: Desde las primeras líneas de transformación en Recology

Por LHH Chile

DAN LETT
TRANSFORMATION INSIGHTS
LEE HECHT HARRISON

Puede conocer a Recology como líder en la gestión de residuos sólidos de la manera más sostenible posible. Pero es posible que no sepa sobre el enfoque holístico de este compañía centenaria del compromiso de los empleados.

Con casa matriz en San Francisco, Recology es una de las organizaciones de recuperación de recursos más avanzadas del mundo, con más de 40 compañías operativas a lo largo de la costa oeste en California, Oregón y Washington. Recology recolecta materiales reciclables, orgánicos y basura de más de 895,000 clientes  residenciales y 116,000 clientes comerciales en 134 comunidades individuales. La misión de Recology representa un cambio fundamental de la gestión tradicional de residuos a la recuperación de recursos. Su visión de “un mundo sin desperdicio” se refleja claramente en sus sistemas y tecnologías. Recology informa regularmente entre las tasas más altas de desvío de vertederos en su industria. La organización también recibe con frecuencia a partes interesadas de todo el mundo en busca de ideas innovadoras sobre las mejores prácticas para manejar todas las formas de desperdicio.

Además de la infraestructura de vanguardia y el éxito en el desvío, Recology también establece un nivel muy alto para el compromiso de los empleados, un logro que se debe en gran parte al hecho de que es 100% propiedad de los empleados. “Nos diferenciamos de la cultura de Wall Street”, dijo Julie Bertani-Kiser, Senior Vicepresidente y Directora de Recursos Humanos de Recology. “Como empresa dirigida por una misión y propiedad de los empleados, la propiedad está incorporada en nuestra cultura. Nuestros empleados entienden íntimamente la conexión entre el trabajo en equipo y el alto rendimiento, valorando el compartir de los éxitos conjuntos y la creación de soluciones sostenibles a largo plazo ”.

Recology comenzó su viaje hacia la propiedad de los empleados con los orígenes de la compañía a los principios del siglo XX. En ese momento, los “recolectores”, recolectaban basura en San Francisco, o recolectores individuales, principalmente inmigrantes quienes se ganaban la vida recogiendo los desperdicios y revendiendo o reutilizando cualquier cosa que pudiera rescatarse.  En la década de 1920, había casi 100 de estos carroñeros operando en San Francisco, recolectando basura con caballos y carretas. Eventualmente, los carroñeros unieron sus fuerzas, formando dos distintas compañías. Esas dos compañías eventualmente se fusionarían a mediados de la década de 1980 para formar una sola compañía, que finalmente se conocería como Recology.

En 1986, la compañía decidió formalmente traer los empleados como propietarios a través de un Plan de propiedad de acciones para empleados. Esa decisión estableció a Recology como una de las 20 empresas más grandes con 100% de propiedad de los empleados en los Estados Unidos. Bertani-Kiser señaló que la propiedad de los empleados por sí sola no se traduce en un mayor compromiso.  Por ejemplo, dejar a los propietarios de los empleados fuera de la planificación estratégica de alto nivel puede causar problemas de participación, como descubrió Recology a partir de la experiencia de primera mano. Recology generalmente se basa en un plan estratégico sólido y robusto para impulsar las prácticas comerciales y las adquisiciones, dijo. El primero de estos planes se elaboró ​​hace unos 10 años con un consultor externo.  Sin embargo, cuando se reveló el primer plan estratégico, el equipo ejecutivo se dio cuenta casi inmediatamente de que había problemas. “No salió bien”, dijo Bertani-Kiser. “El consultor no entendió completamente nuestro negocio y, como resultado, el plan no resonó con nuestros empleados. Entonces nos dimos cuenta de que teníamos que hacer las cosas de manera diferente ”.

En la segunda y tercera iteraciones del plan estratégico, los empleados propietarios de Recology participaron directamente desde el inicio hasta la planificación y la implementación. “Participaron alrededor de 50 gerentes y personal para elaborar el segundo plan estratégico”, explicó. “El equipo trabajó mano a mano con el liderazgo de Recology, brindando orientación directa sobre las principales áreas de enfoque”.

Recology repitió este proceso en el más reciente plan estratégico y ahora se ha convertido en parte de la cultura de la organización. Más de 90 empleados propietarios compartieron su experiencia, conocimiento y creatividad para crear un Estratégico Plan: 2019-2023. Durante los próximos cinco años, un equipo de implementación de más de 50 empleados propietarios se encarga de garantizar que esté la empresa a la altura de las expectativas descritas en el plan. “El plan estratégico actual es un esfuerzo continuo de colaboración que personifica la filosofía de desperdicio cero y la cultura de propiedad de los empleados”, agregó Bertani-Kiser.

Pero incluso este proceso inclusivo no es suficiente para garantizar altos niveles de compromiso, dijo Bertani-Kiser. Para medir el éxito y el apoyo del plan estratégico, la empresa realiza una encuesta anual de cultura. Este breve cuestionario hace solo cuatro preguntas: si el empleado alentaría a otras personas a unirse a Recology; si él o ella valora la propiedad de los empleados; si el empleado se siente confiado, la compañía es diversa e incluyente; y si el empleado se siente apreciado por sus contribuciones. Bertani-Kiser admitió que la encuesta de Recology puede parecer corta en comparación con otras encuestas de compromiso,  pero la experiencia de la compañía ha sido que llega al corazón de lo que es importante. Y un cuestionario más corto es simplemente un ajuste mejor para una compañía que tiene muchos empleados trabajando en el campo en lugar de en una oficina. Para fomentar una alta tasa de respuesta para este cuestionario, Recology proporcionó recursos móviles como iPads y computadoras portátiles para que los empleados que trabajan en terreno para completar la encuesta.“ Muchos de nuestros empleados no están en un escritorio con una computadora y acceso al correo electrónico. Pasan sus días en camiones o a lo largo de la línea de clasificación en un centro de reciclaje o compuestos orgánicos. Hace que la comunicación sea más desafiante. Priorizamos la reunión con nuestros empleados donde están para garantizar que los comentarios sean representativos e integrales”

Bertani-Kiser dijo que las lecciones de la empresa aprendidas a través del desarrollo de sus planes estratégicos pueden ser aplicadas por otras empresas también. “Este proceso iterativo es una información valiosa para cualquier empresa”, dijo. “Es natural que una empresa de propiedad de los empleados como Recology incluya a los empleados en todo el proceso porque esa es nuestra cultura. Sin embargo, si considera efectivas estrategias para el compromiso de los empleados, creo que encontrará indicaciones similares en todos los ámbitos. “Los empleados tienen el deseo de proporcionar información sobre la dirección de la organización y están más comprometidos cuando desempeñan un papel activo en el proceso de toma de decisiones”.

Los empleados tienen el deseo de proporcionar información sobre la dirección de la organización y están más comprometidos cuando desempeñan un papel activo en el proceso de toma de decisiones. JULIE BERTANI-KISER, SVP & CHRO, RECOLOGY

Últimas Publicaciones

Buscar por Etíquetas